"Siento que Dios me llama para hacer el bien en la tierra"

P. Usera

Casa Fundacional-Toro
Lugares Userianos

 

En el año 1844, siendo profesor de griego de la Universidad de Madrid, le encargan al P. Usera la educación de dos africanos, que habían traído a España de una expedición a Fernando Póo. Este hecho iba a influir profundamente en su aprecio por la raza negra. Después de unos años llegó a afirmar: “Hace tiempo que me he consagrado por entero a defender los derechos de la raza negra, a la que amo en Jesucristo”. A partir de este momento su acción a favor de los negros y esclavos es constante hasta el final de su vida.

África. Decidido a identificar su suerte con las de los africanos, se ofrece para ir a Guinea como primer misionero católico. Mientras preparaba la expedición escribió un Ensayo gramatical del idioma de la raza africana de Ñano, idioma que había aprendido con los dos africanos que le habían encargado para su evangelización y educación. A pesar de su corta estancia en Fernando Póo, de tan sólo tres meses, por la grave enfermedad que contrajo, pudo conocer la realidad de la isla y de sus gentes lo suficiente como para escribir una Memoria; abrió una pequeña escuela y compuso un vocabulario del idioma Bubi. Ya en España, mientras se recuperaba de la enfermedad, elaboró las bases para un Proyecto de Misiones españolas en las que deja plasmada su idea de la Misión como desarrollo integral de la persona en la que evangelización y promoción humana son los dos componentes indispensables.

Puerto Rico. Defiende los derechos de los esclavos frente a los abusos de los hacendados, tanto en vida como después de muertos. Reclama para ellos "los mismos sufragios que para cualquier otro hijo de la Iglesia", reconociendo con esta afirmación la dignidad e igualdad de todos los seres humanos sin distinción de razas. Atiende a los esclavos liberados que llegan a la isla en un barco negrero en condiciones físicas deplorables. Se instala en medio de ellos, ayudando a los médicos a atenderlos en su enfermedad y encargándose personalmente de su evangelización. Llegó a darle su nombre y apellido a un niño negro que ningún hacendado quería porque aún no servía para trabajar. Escribió un Catecismo en el idioma congo para que los esclavos de las plantaciones pudieran ser evangelizados en su propio idioma. Siempre mostró un gran respeto por el idioma de los pueblos africanos.

Cuba.- Forma parte de la Junta de Información sobre reformas en Cuba y Puerto Rico que se celebraría en Madrid en 1866. En una de las sesiones presentó una moción que constaba de dos partes. La primera describía la situación en que se encontraban los pobres de las Antillas. Estos eran fundamentalmente esclavos africanos y emigrantes asiáticos. Y hacía la propuesta de fundar una Asociación piadosa para la educación de los pobres de las Antillas.

"Nunca llamó a sus puertas una necesidad que no fuera al instante socorrida".

Muere Jerónimo Usera en La Habana, pobre de bienes y sobreabundante de méritos, el 17 de mayo de 1891. Su lema "decir la verdad y hacer el bien" en servicio de Dios y de los hombres, fue la razón de sus palabras, su pobreza, sus riesgos y su obediencia y sumisión a la Iglesia.

Fundación 1.864

Venerable Jerónimo Usera

Venerable Sor Rocío